Un día cerca de Puebla

Después de un viaje largo hasta México, sin tener problemas en la frontera y de dos días en la Ciudad de México, el sábado nos fuimos a visitar la Ex-hacienda de Chautla y la Ruta de las Luciérnagas, dos lugares increíbles de ver muy cerca de Puebla y a 2 horas de la Ciudad de México.

La Ex-Hacienda de Chautla es un sitio muy bonito de visitar, rodeada por un lago y árboles, un sitio ideal para ir tanto en familia como en pareja. Allí se puede hacer un picnic, remar, hacer pesca deportiva, tirarse en tirolesa o comer en una de las tiendas de comida que hay por todo el parque.

La entrada es de 40 pesos por adulto y 25 por estudiante, el aparcamiento allí es grande (cuesta 20 pesos) y al lado de la Ex-Hacienda hay un hotel donde puedes alojarte.

Allí pasamos el día, disfrutando de un buen picnic rodeados por la naturaleza y disfrutando de una gran tranquilidad que se echa de menos en la ciudad.

De allí nos fuimos a la Ruta de las Luciérnagas, el sábado era el último día de la temporada de las luciérnagas.

La Ruta de las Luciérnagas está a 20 minutos de la Ex-Hacienda de Chautla, en el municipio de Santa Rita Tlahuapan, la entrada son 150 pesos por persona, al llegar te hacen una visita al manantial, y a las 19h subes en coche a un campo, allí después de pedir a la Madre Naturaleza que nos proteja empiezas la excursión hasta el avistamiento de las Luciérnagas.

Hay tres tipos de recorridos distintos, el recorrido aventurero de 1,5km, el recorrido tradicional de 1 km y el recorrido familiar de unos 500 metros. Nosotros escogimos el recorrido tradicional.

A medida que íbamos subiendo nos iban contando distintas leyendas de distintos árboles, un recorrido muy impresionante rodeado por la naturaleza, dónde se pueden tomar fotos sin flash, y se debe hablar bajo para no molestar a las luciérnagas.

A medida que vas subiendo se va oscureciendo hasta llegar a un punto donde todo el mundo se queda quieto viendo como poco a poco van saliendo las luciérnagas.

El espectáculo es increíble, y eso que fuimos el último día de la temporada, así que no había muchísimas luciérnagas, pero es algo 100% recomendable.

Volver de allí al coche es un poco más peligroso ya que está todo muy oscuro y no puedes encender ninguna luz, pero el camino es impresionante porque vas viendo luciérnagas por todas partes.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: